Comidas en 3D ¿te lo imaginas?

La tecnología es uno de los campos más amplios en los cuales se puede llevar a cabo un estudio, pues está cargado de hechos curiosos que han pasado en los últimos años, tales campos como la ciencia y la tecnología albergan muchas creaciones y datos curiosos.

Con un poco de creatividad, una idea y conocimiento sobre la materia son los elementos necesarios para llevar a cabo un proyecto tecnológico, y lograr sacar de los límites sociales las cosas como se conocen comúnmente, y sin duda alguna una de las noticias tecnologías que más ha llamado la atención en las personas son las impresiones en 3D para quienes creían que las impresiones de prendas ya era suficiente, llegan las impresiones en 3D para la comida.

Las impresoras 3D ya han comenzado a imprimir comida comenzaron siendo como una idea casi imposible de cumplir pero eso fue hace solo unas pocas décadas atrás, una vez se pudo llevar a cabo este proyecto ha logrado causar gran furor en las personas no solo las amantes de la comida, sino también para los amantes de la tecnología, logrando de esta manera combinar lo mejor de ambas, incluso menús sin gluten y con un control exhaustivo de los ingredientes, por lo que pronto se ganarán un lugar en las cocinas, entre la cafetera y la tostadora.

¿Qué piensan las personas?

Artefactos como este le pueden ofrecer al público en general de cualquier índole grandes beneficios y uno de ellos principalmente se enfoca en las personas con alergias o dietas de la siguiente manera cuando haya algo que se tenga que controlar mucho, como puede ser una alergia alimentaria o una intolerancia al gluten, puede ser útil ya que esta de algún modo puede llegar y ayudar a evitar algunos ingredientes.

En realidad han llegado a ser muchas las empresas que se han interesado por la impresión 3D de comida. Una de las cuales mayor interés ha mostrado por este nuevo artefacto de cocina es Natural Machines, esta como una gran empresa emergente con sede en Barcelona que comercializa la Foodini, esta anterior es una máquina que funciona con cápsulas y de esta manera se lleva a cabo el proceso de impresión de alimentos los cuales pueden llegar a ser desde alimentos dulces o salados, lográndose modificar a las necesidades y gustos de cada uno de los consumidores.

Por  otro lado esta aunque pueda llegar a ser útil para determinados grupos de personas, pues se debe tener en cuenta que por el momento no es asequible para todos,  y uno de los principales factores por los cuales, no todas las personas no pueden acceder a estos productos es por su precio, debido a que se estima que su precio oscila entre los 1.500 dólares. Dejando de esta manera un grupo poblacional muy limitado para acceder a este.

Es por ello que hasta ahora solo se han introducido en la restauración y principalmente en establecimientos innovadores y de cierto nivel.