Elección de comida como muestra de diferentes culturas

Cuando estamos de vacaciones en un lugar, algo que destaca mucho este sitio siempre será la comida y sus platos típicos, cada región posee un plato de comida que sobresale entre los otros y que lo hace muy famoso, se quiere expresar y hacer referencia la relación que se encuentra con la cultura de esta región. Se sabe que dependiendo la ubicación geográfica encontramos el tipo de comida más común en un lugar, ejemplo en la costa tenemos mar y su plato más concurrido siempre será el pescado o comida de mar. Así de igual forma pasa con las otras regiones, países, ciudades, islas, en general son muchas las opciones que tenemos para disfrutar de un plato de comida.

Esta muestra de cultura o mejor dicho el arte culinaria que nos encontramos en los diferentes sitios nos pone sobre exposición las diversas formas de culturas y costumbres que existen en el mundo. Nosotros como viajeros o turistas por deseo o curiosidad quisiéramos conocer lo que va mucho más allá de estas comidas, mucho más allá de las enseñanzas, una importancia manejable es las grandes diferencias que encontramos en el estilo de vida de las etnias, grupos indígenas y demás.

Podemos empezar por explorar las diferencias culturales y lo podemos hacer primeramente por la comida que en cada región se encuentra, ¿Qué se come? ¿Cómo se come? ¿Cómo es su preparación? Sería bueno que todas las personas interesadas en nuevas culturas den ese primer paso y lo hagan mediante la información de la comida, aspecto importante y que en ocasiones resulta ser de mucha sorpresa, podemos encontrarnos con platos únicos y deliciosos, otros no tan buenos, todo esto dependiendo del paladar que tengas, alimentos picantes, dulces, exóticos y animales que nunca pensaste comer ni mucho menos cocinar, es lo que se vive con la diversa cultura del arte culinario en todo el mundo.

Comida alrededor del mundo

Encontramos con muchos platos, muchas combinaciones y demás. Comer es más que un placer para el ser humano, gracias al abastecimiento que recibimos por parte de la naturaleza y a la creatividad que tiene el ser humano encontramos unas fusiones de alimentos que son casi locas para la razón, pero suelen ser las más deliciosas. El trabajo de un buen chef es indagar, explorar y sobre todo arriesgarse a llevar al paladar diferentes sabores que podría resultar todo un éxito.

Tienes la opción de quedarte en el mismo esquema de sabores o de atreverte a visitar o conocer nuevas artes culinarias para que pongas a pruebas tu paladar  y sobre todo consigas nuevas experiencias llenas de gratitud y mucha locura. En ocasiones hay que dejar el miedo atrás y atreverse más en todo lo que nos dispongamos a hacer, en este caso conocer nueva comida y nuevos platos de diversas culturas.