Lo que no sabías sobre el aceite de ricino

Muchos de los que están leyendo este articulo habrán escuchado hablar sobre el aceite de ricino, pero a su vez se estarán preguntando ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cuales son sus beneficios? Y en este post te vamos a responder cada una de tus dudas.

Compra aqui el mejor aceite de ricino es lo que muchos habrán observado al pasar por un herbolario, tienda de remedios naturales, o caseros como comúnmente se los conoce, pero aún desconocen los increíbles usos que tiene este aceite.

El aceite de ricino es un enorme hidratante y tiene propiedades que nos pueden asistir a tratar desde eccemas y descamaciones hasta caspa o bien picaduras de insectos. Aunque se conoce el aceite de ricino por sus propiedades como laxante natural, asimismo tiene otros usos interesantes que merece la pena conocerlos.

Por su parte, ciertos médicos señalan o asegura que en grandes cantidades puede ser tóxico, pues muchos de sus pacientes lo han ingerido, no obstante, su utilización en la medicina tradicional es de muchos años atrás y sus resultados han sido siempre favorables.

Al aceite de ricino también se le atribuyen numerosas propiedades que ayudan a combatir el estreñimiento, además de aliviar o eliminar los dolores en nuestro cuerpo y estimular el sistema inmune.

Algunos datos importantes sobre el aceite de Ricino

Una amplia variedad de dolencias se pueden tratar y curar con este aceite, siendo el más popular el relacionado al estreñimiento. Pero además, de todo lo mencionado con anterioridad, el aceite de ricino sirve para aliviar los dolores del cuerpo, estimular el sistema inmune, sanar múltiples heridas de la piel, funciona como un potente antibacteriano, antiviral y fungicida.

Este aceite procede de la semilla homónima y está compuesto por ácidos grasos (cuyo noventa por ciento son ácidos ricinoleicos). Se cree que son los responsables de sus propiedades curativas “exclusivas”. La planta de ricino es originaria de la India y se conocía como “Palma Christe”, puesto que se afirmaba que sus hojas eran afines a la mano de Cristo. Quizás por esta razón se le hace reverencia y se le atribuyen muchas habilidades curativas

El ricino fue tomado por otras naciones y culturas, como lo es Egipto, China, Persia, Roma, Grecia, África, Europa y América. Hoy en día se lo utiliza en gran parte por la industria, y más aún en la textil y en Rusia para mantener lubricado todo el equipamiento en su clima con tan bajas temperaturas, pues gracias a que incluye una viscosidad consistente que no se logra congelar.

Además de los usos medicinales, debes tener en cuenta que este aceite también se lo puede utilizar como saborizante o bien aditivo alimentario, así como también es un ingrediente importante en la elaboración de ciertos cosméticos, gomas, tintes para el cabello, barniz de uñas, fibras y demás.

Así como se ha escuchado hablar de las muchas cualidades del aceite de ricino, cabe destacar que la semilla de este poderoso aceite de la ha considerado mortal en caso de su consumo por cualquier vía.

Debe saberse sobre todo que no hay problema alguno con utilizar el aceite de ricino ya que el veneno solo se lo encuentra en la semilla cruda y este se lo extrae de forma cuidadosa después de un largo proceso.

Los resultados consecutivos de este aceite son: reacciones en la piel y trastornos intestinales, ocasionando irritación en las paredes del intestino. Su consumo no está sugerido para los que sufren de cólicos, úlceras, hemorroides, colitis, colon irritable, prolapsos o se han sometido a cirugía hace poco.
Las características del aceite de ricino son:

  • Alivia la colitis
  • Elimina callos en los pies
  • Quitar un lunar
  • Aliviar el mal por artritis
  • Para alargar las pestañas
  • Reducir las ojeras
  • Cuidar la piel
  • Disminuye la fragilidad en las uñas
  • Para masajear o sobar el cuerpo